¿Qué es la sublimación y como es el proceso para sublimar un producto?

La sublimación es un proceso de impresión que ofrece resultados duraderos y de alta calidad en una variedad de productos personalizables. Sigue estos pasos detallados para llevar a cabo una sublimación exitosa:

Paso 1: Selección de Productos Adecuados

Antes de comenzar, asegúrate de que los productos que vas a sublimar sean compatibles con este proceso. Si son prendas textiles, deben contener un alto porcentaje de poliéster en su composición. Para productos rígidos, como tazas de cerámica o llaveros de plástico, también deben tener un alto grado de polímero en su composición.

Paso 2: Diseño y Preparación de la Imagen

Toma tu diseño y prepáralo en tu computadora. Asegúrate de que esté en alta resolución y en el formato correcto para la impresión.

Paso 3: Impresión en Papel de Sublimación

Utiliza una impresora especializada para sublimación para imprimir tu diseño en papel de sublimación. La tinta tambien debe ser especial para sublimación, no funciona cualquier tinta.  Este papel es esencial para el proceso y asegura la transferencia adecuada de la tinta.

Paso 4: Colocación del Diseño

Ubica el producto en el que deseas realizar la sublimación y coloca el diseño impreso en papel de sublimación sobre la superficie del producto. Asegúrate de que esté correctamente alineado y centrado.

Paso 5: Sujeción con Cinta Térmica

Para evitar que el papel de sublimación se mueva durante el proceso, utiliza cinta térmica resistente al calor para fijarlo firmemente al producto. Esto garantiza que el diseño se mantenga en su lugar durante la sublimación.

Paso 6: Proceso de Sublimación

Utilizando una prensa de calor, aplica calor y presión sobre el producto. La temperatura y el tiempo varían según el tipo de producto y la prensa de calor que utilices. Asegúrate de seguir las recomendaciones específicas para obtener resultados óptimos.

Paso 7: Enfriamiento y Retiro del Papel

Después de la sublimación, retira el producto de la prensa de calor y déjalo enfriar durante unos minutos. Luego, con cuidado, retira el papel de sublimación.

¡Voilà! Ahora tienes un producto personalizado con tu diseño impreso de manera permanente. La sublimación ofrece una calidad excepcional y duradera en una variedad de productos.

Paso 8: Cuidado del Producto

Para mantener la calidad y durabilidad de la sublimación, asegúrate de seguir las instrucciones específicas de cuidado del producto. En general, evita el lavado en agua caliente y el uso de productos químicos abrasivos.

Con estos pasos, estarás listo para llevar a cabo sublimaciones de alta calidad en una amplia gama de productos personalizables. ¡Deja volar tu creatividad y comienza a sublimar con confianza!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra
Scroll al inicio